Tokuharu Miki, el Primer Patriarca de PL nos legó
esta enseñanza:
"Esta es una doctrina que debe ser transmitida de una
persona a otra".
En PL, la orientación individual tiene vital importancia. A través de ella se
enseña la verdadera autoexpresión para el bien del prójimo y de la sociedad y
para que la personalidad del individuo alcance su máxima manifestación.
La orientación del Reverendo sobre diversos asuntos de la vida, es un modo básico
e importante para practicar la fe religiosa y asimilar las enseñanzas de PL.
Antes de la orientación, el Reverendo hace "Shikiri" (Oración), rogando por la
felicidad del orientado. Después le orienta con cortesía y gentileza, basándose
en la doctrina peelista. Por
esta razón, sus orientaciones son como las del Patriarca, además tienen su "Bendición". Por
lo tanto, aquellos que valoran las palabras del Reverendo como palabras de Dios y las practican
con entusiasmo, reciben la gracia divina y pueden solucionar cualquier problema.
Recibir orientación individual, sin recelo, es el camino más corto para la felicidad.
Los reverendos mantienen discreción sobre los problemas de los miembros.